viernes, 8 de abril de 2011

Gil Parrondo, decorados "made in Spain"

Mucho antes de que Almodóvar, Bardem, Pe y compañía conquistaran Hollywood, hubo otros profesionales de nuestro cine, de menos campanillas pero tan superdotados en lo suyo como aquellos, que triunfaron y aportaron ese talento a las grandes producciones norteamericanas de los sesenta y setenta. Uno de ellos fue el decorador de cine, televisión y escenógrafo teatral Gil Parrondo. Su buen hacer fue reconocido con dos oscars a la mejor dirección artística por Patton (1970) y Nicolás y Alejandra (1971), ambas del director Franklin J. Schaffner, aunque también es cierto que trabajó en otras películas oscarizadas en las que no se reconocía  su trabajo en los títulos de crédito, por lo que pudo conseguir alguno más. El único español que ha logrado igualar esta marca es Pedro Almodóvar.

Sus primeros pasos los dio como ayudante del decorador alemán Sigfried Burmann, uno de los más influyentes decoradores de España, con el que colaboró en películas como Los últimos de Filipinas (1945) o Lola la Piconera (1950). Tras unos años en los que trabaja, por fin, como decorador titular, participará en una de las primeras superproducciones hollywoodienses que se rueda en nuestro país, Alejandro el grande (1955), que contaba con actores de la talla de Richard Burton y Claire Bloom. Aunque la experiencia que adquirió en el rodaje fue innegable, la relación con el director no resultó la más deseada:

"La relación que mantuve con (Robert) Rossen fue absolutamente nula. Le conocí, por supuesto, y hablamos cuando localizábamos, pero la colaboración mía era directamente con el director artístico...".

Teatro Price en El maravilloso mundo del circo
En los años 60, Parrondo se unió a las superproducciones rodadas en España por el magnate Samuel Bronston, como Rey de reyes (1960), El Cid (1961) y El fabuloso mundo del circo (1964), en las que conocerá a actores míticos como Claudia Cardinale, John Wayne o Ava Gardner y donde se pueden ver localizaciones elegidas por Parrondo como El Teatro-Circo Price de Madrid en El fabuloso... o la fachada de la Catedral de Burgos en El Cid. Más adelante, continuará su brillante trayectoria con proyectos de menor envergadura económica, como los realizados con Ray Harryhausen y el maestro de las maquetas Emilio Ruiz del Río, pero igualmente satisfactorios a nivel personal, ya que tuvo que diseñar decorados muy imaginativos y de una gran dificultad técnica, como los interiores del submarino Nautilus para La isla misteriosa (1961).

Doctor Zhivago
Su inagotable talento no pasó desapercibido para el director David Lean, quien rodó Lawrence de Arabia  (1962) y Doctor Zhivago (1965) en España. Parrondo no aparecía en los créditos finales, pero colaboró en encontrar las mejores localizaciones posibles y diseñar los interiores. En Doctor Zhivago, la idea de la casa helada de Lara surgió de una casa fotografiada por Parrondo en los Pirineos, en la que una ventisca había cubierto la chimenea de nieve por una ventana rota. En cuanto a Lawrence de Arabia, la localización de la ciudad de Aqaba también fue mérito de Parrondo, quien la situó en un lugar conocido como El Algarrobico, Almería.

La trayectoría de Parrondo, afortunadamente, no ha acabado. Su última participación la encontramos en la película española Pájaros muertos (2008) y de entre su larga filmografía podemos destacar, además de las ya mencionadas, las siguientes películas, que no harían sino resaltar aun más su categoría, elevándolo a uno de los mayores valores de nuestro cine, y de los menos reconocidos:

- Orgullo y Pasión (1956, Stanley Kramer).
- Espartaco (1959, Stanley Kubrick). Sin acreditar.
- 55 días en Pekín (1962, Nicholas Ray). Sin acreditar.
- La gran esperanza blanca (1969, Martin Ritt).
- Viajes con mi tía (1972, George Cukor).
- Robin y Marian (1976, Richard Lester).
- Volver a empezar (1982, J. L. Garci).
- El abuelo (1998, J.L. Garci). 

12 comentarios:

  1. Muchas veces el mundo del cine se olvida de que detrás de las cámaras y de lo más "visible" de una película también hay grandes profesionales y mucho trabajo. Gracias por esta entrada :)

    saluditos

    ResponderEliminar
  2. Es eso exactamente, todo el mundo reconoce, no sin razón, el mérito de los actores, directores, etc. pero es sólo la punta del iceberg. Tenemos a tres máquinas trabajando para Pixar desde hace tiempo, ¿Y quien lo sabe? Hasta hoy yo no, desde luego. http://www.elmundo.es/especiales/2008/07/cultura/pixar/espanoles.html

    Gracias a ti por leerla ;)
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Visto lo visto es uno de los grandes. Un fenómeno en toda regla, sin saberlo hemos disfrutado de su arte hasta que desde ahora tengo constancia en la películas que trabajó. Gran entrada y mejor recomendación. Un saludo Vincent¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. Ya te digo! un genio oculto al que hay que agradecerle muchas virguerías del 7º arte.
    Gracias Fran, un saludo!!

    ResponderEliminar
  5. Menos mal que nos das estas lecciones, porque que pena que no tener conciencia de estos españoles que han llegado tan lejos. Genial la entrada.

    ResponderEliminar
  6. Hola Marikilla!
    Lecciones no, ojalá, bueno ojalá tampoco porque yo no quiero dar lecciones a "naide"! la mayoría de los datos son de un libro de Parrondo mu chulo,que si te interesa ya te digo cual es.

    Un besitor

    ResponderEliminar
  7. Agradecido homenaje a uno de nuestros grandes con mayúsculas. Enhorabuena por el blog. Ya soy seguidor y te invito a pasar por el mío, si te apetece. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Hola Dickson, bienvenido!
    Gracias por seguir el blog. Acepto gustoso tu invitación.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Un maestro que ha estado en grandes pelis. Parrondo fue de los primeros españoles en ser reconocido internacionalmente por su labor cinematográfica. Buena entrada y yo también te invito a mi blog; nunca te lo he dicho y a lo mejor no das el paso a no ser que te inviten... pues eso: que te invito cuando quieras. Un salutti, Vince ;)

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado tu artículo, es muy instructivo, se ve que éste hombre era talentoso, a veces no son todos los que aparecen en la foto pero sería bueno reconocerlos, cuantas experiencias en películas magistrales como "Dr. Shivago" o "Lawrence de Arabia", no es poca cosa participar de semejantes producciones. Yo también te invito a mi bitácora, podemos compartir de cine, que es una aventura que se vive mucho mejor en compañia, amistad y cine, como canchita y gaseosa. Un abrazo.

    Mario.

    ResponderEliminar
  11. Perdonad el retraso, últimamente tengo abandonado el blog.
    Hola Javi!, Era tan maestro como desconocido para mí, un artista!. Gracias por tu invitación, lo visitaré encantado.
    Un saludo!

    Hola Mario, bienvenido! El currículum es envidiable, desde luego. Trabajar con David Lean, John Wayne, Stanley Kubrick, Ava Gardner... no está al alcance de cualquiera, a no ser que seas un superdotado en tu campo, como es el caso. ¡Quién pudiera! Al igual que a Javi, te agradezco mucho tu invitación, y procuraré visitar tu blog con frecuencia.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  12. Espero todo bien. Un saludo, Vicente.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...